/7.5.4/video-js.css" rel="stylesheet">     El secreto (capilar) para una rentrée esplendorosa • Guapísimas

Es posible que hoy sea el día que vuelves a la rutina después de las vacaciones. Quizá todavía te queden unos días libres de disfrute. ¡Aprovecha!

En cualquiera de los casos, sabes que llevas en el cuerpo (y en el pelo) una buena dosis de verano, con lo que eso supone. En breve, llegarán los propósitos de nuevo curso y, este año, queremos proponerte uno nuevo.

FOTO: Instagram María Pombo

Todos los septiembres hablamos de la caída de pelo estacional. El efluvio telógeno, que es como se llama científicamente, ocurre cada año al entrar el otoño. No es nada que deba preocuparnos pero tampoco es algo que nos guste experimentar, sobre todo si es más abundante de lo normal, por algún factor concreto.

El daño de verano se paga en otoño

Ya sabes que durante los meses de verano, nuestro cabello se enfrenta a diferentes agentes externos como el sol, el calor, el cloro de la piscina o la sal del mar, que pueden deteriorarlo más que en otras épocas del año y conseguir que luzca apagado, seco, encrespado, deshidratado o con las puntas abiertas.

Es importante saber que la cosa no queda ahí. “Ese conjunto de agresiones puede afectar a nuestro cuero cabelludo y promover la caída del pelo”, apunta la Dra. Mª Eugenia Segovia, experta de la clínica Hospital Capilar, que argumenta así los aspectos que más afectan al cuero cabelludo y, por tanto, a una posible caída mayor en otoño:

  1. La exposición prolongada a los rayos UVA. “Estos atacan a la melanina y rompen los enlaces de queratina del cabello haciendo que luzca una apariencia más opaca, que se encuentre deshidratado, pierda elasticidad y se vuelva más frágil. Cuanto mayor sea esta exposición, mayor riesgo de rotura existirá. Además, el cuero cabelludo también se verá afectado, pudiendo resecarse, irritarse, producirse descamación e incluso quemaduras de la misma forma que ocurre con nuestra piel cuando no la protegemos”.
  2. El agua del mar. “Aunque su elevado pH y su alto contenido en sales minerales y oligoelementos puede producir algunos efectos beneficiosos sobre nuestro pelo -como regular el exceso de sebo en cabellos grasos o aportar suavidad y volumen-, la conjunción con elementos del entorno como la exposición solar o la arena produce efectos nocivos sobre el cuero cabelludo, dañando su estructura química y, por ende, la cutícula. En este caso, los cabellos secos son los mayores afectados, ya que la sal impide una correcta hidratación del tallo y hace que la fibra capilar se reseque”.
  3. La sudoración excesiva. Fomenta que el cuero cabelludo se reseque y pierda brillo, provocando que los folículos se vuelvan más frágiles y quebradizos.

Por todo esto, este año te proponemos que tomes –con la autorización de tu médico- algún suplemento capilar que refuerce tu melena y contribuya a una caída estacional más controlada. Si empiezas ya, irás con ventaja.

Sobre todo, recuerda que es un proceso normal que, como mucho, puedes aminorar un poco anclando y reforzando pero que ocurrirá igualmente. Y que no debes preocuparte ni agobiarte. Siempre recordamos que perder entre 50 y 200 cabellos al día es normal. Así que cero agobios y cuida desde dentro tu melena.

Toma tu suplemento nutricional para cabello ¡y uñas!

Aquí tienes los suplementos capilares mejores del mercado. Todos llevas nutrientes que contribuyen a sintetizar la queratina (proteína principal de cabello y uñas) y otros ingredientes como el zinc (que protege las células frente a los daños oxidativos), hierro para mejorar la oxigenación y vitaminas del grupo B que ayudan a regular la actividad hormonal que muchas veces interfiere en una mayor caída.

Elige el que tomarás en este final de verano. Recuerda que la mayoría de ellos se suele recomendar tomar durante tres meses:

 

Para cabello y uñas

MARTIDERM Hair System Cápsulas anti-caída (31,99€ / 2 meses) Complemento alimenticio que favorece la estimulación capilar desde el interior (indicado en casos de caída y fragilidad).

Si se te suele caer bastante

LACER Pilexil Cápsulas (23,15€ / 2,5 meses) Recomendado en personas con una caída abundante, intensa y excesiva del cabello. Lleva L-Cistina, hierro, zinc y nueve vitaminas.

Un clásico de la farmacia francesa

PHYTO Phytophanere (29,40€ / 2 meses) Cuenta con vitamina B6, zinc y biotina (vitamina B8) para proporcionar fuerza, crecimiento y volumen al cabello y a las uñas.

Vegano y sin alérgenos

LAZARTIGUE Boost (21,99€ / un mes) Capsulas para la caída capilar que aportan los elementos esenciales para mantener el cabello sano y preservar su fuerza y vitalidad.

Para todo el año

LUXMETIQUE Fórmula capilar (35,50€ / un mes) Con vitamina D, hierro, cobre, biotina y selenio. También zinc, que ayuda al mantenimiento de piel, uñas y cabello en condiciones normales.

Doble acción

NUGGELA & SULÉ Martínn (23,92€ / un mes) Aporta los nutrientes necesarios para la formación de cabello. Estimula su crecimiento mientras frena la caída y lo refuerza.

Para caída estacional

DUCRAY Anacaps Reactiv (44,04€ / 3 meses) Cura completa de tres meses con vitaminas B6, B8, E, B3 y Hierro, además de cisteína, un aminoácido constitutivo de la queratina, la proteína principal de cabello y uñas.

Fortifica cabello y uñas

ARKOPHARMA Forcapil (21,99€ / 4 meses) Con cistina, metionina, biotina, complejo vitamínico B, vitamina D y zinc, necesarios para sintetizar la queratina.

Contempla todos los casos

REDENHAIR Redenhair Hair Nutrition Supplement (37,89€ / 1 mes). Indicado si se busca recuperar los cabellos perdidos así como un cabello más fuerte y vivo, con más grosor, mayor volumen y más brillo.