/7.5.4/video-js.css" rel="stylesheet">     Nueve fragancias que huelen a verano • Guapísimas

Es posible que en estos momentos, en tu mente te estés cortando las venas, dando una patada al ordenador imaginariamente y saliendo disparada a coger el primer tren que te devuelva a la playa. Sí, la vuelta es dura.

Bromas aparte, si hoy es tu primer día de oficina tras las vacaciones, te vamos a proponer un juego que va a despertar tu nostalgia y puede que te haga sentir mejor. Recordar momentos que te han hecho feliz no es malo, al contrario. Seguro que tienes muchos recuerdos asociados a olores. Hoy queremos traer hasta aquí los que más despiertan la nostalgia a días y noches de verano.

¿A qué huele el verano?

No todos asociamos el verano al producto bronceador de coco que se usaba en los años ochenta, por poner un ejemplo. La memoria olfativa colectiva es amplia y variada. Puede que tus veranos más felices huelan a caminos polvorientos en un pueblo de la Mancha, a vacas, a pasto, a romero y tomillo. Quizá sea más bien a sal del mar, a la fragancia de tus cremas solares, a las notas nocturnas del jazmín en una tapia…

Hay mil aromas veraniegos que pueden disparar el magdalenazo de Proust y no son precisamente el gazpacho, el cloro de la piscina, el plástico de los manguitos, la paella o polo de limón que te compraban por la tarde.

Cuando a los perfumistas se les pone delante el reto de recrear el verano en una botella, recurren más bien al aroma de los productos solares (sobre todo si llevan coco o flores de tiaré), a las notas de salitre, a todo aquello que recuerde a la sensualidad de la piel tocada por el sol y bañada por el mar…

Cuando te deprimas frente al ordenador, visualízate así / FOTO: Shutterstock

Tienen toda la razón pero, para nosotras, un perfume de verano también puede ser aquel que reproduce fielmente el aroma de un mojito recién preparado, la fragancia inconfundible de la NIVEA de lata azul o las suaves notas de la hoja de higuera.

Con todas estas referencias como guía, hemos hecho una selección de perfumes que recuerdan al verano. Elige con cuál de ellas superarás la depresión post-vacacional:

 

El olor del verano

GUERLAIN Terracotta Le Parfum (65,75€) Encapsula el aroma del mar en contacto con el cuerpo y suma las notas de los míticos polvos Terracota. Coco, bergamota, flor de tiaré, azahar, almizcles blancos y vainilla.

Un clásico

ESTÉE LAUDER Bronze Goddess Eau Fraîche Skinscent (32,36€) Inspirado en las pieles veraniegas, lleva notas de flor de tiaré, coco, ámbar, madera de sándalo y vainilla.

La lata azul de la infancia

NIVEA Eau de Toilette (39,99€) Reproduce fielmente el inconfundible y nostálgico aroma de la crema mítica de la lata azul.

Un paseo por la orilla del mar

MAISON MARGIELA Replica Beach Walk (104,99€) Floral moderna que rememora la sensación de un paseo al borde del mar: limón, leche de coco y madera de cedro.

El jazmín al caer la noche

ÁLVAREZ GÓMEZ Flores Mediterráneas Jazmín de Noche (13,45€) Nerolí y limón se funden con el corazón envolvente del jazmín, el iris y el muguet. Al fondo, musk, azahar y ámbar.

La sal del mar

JO MALONE Wood Sage & Sea Salt (58€) Aire fresco con olor a sal marina combinado con la amaderada terrosidad de la salvia.

El típico producto solar

YVES ROCHER Summer Waves (14,36€) Huele, tal cual, el aceite de Monoï de Thaiti de la marca francesa. Puro verano embotellado.

Una siesta bajo la higuera

HERMÉS Jardín Mediterráneo (57,95€) Una siesta bajo la higuera; una de sus hojas cae en el vaso de limonada que estás tomando en un jardín de Hammamet, al borde del Mediterráneo.

Mojito puro y duro

DEMETER Mojito Cologne (71,99€) Su olor, como no podría ser de otra forma, es una mezcla de ron, lima, menta y azúcar.