/7.5.4/video-js.css" rel="stylesheet">     ¿Influye la forma de la cara a la hora de pincharse? • Guapísimas
FOTO: Getty Images

¿Influye la forma de la cara a la hora de pincharse?

Dependiendo cómo sea tu rostro, te interesa un abordaje u otro; te contamos los más comunes con ayuda de un médico estético

Dime qué tipo de rostro tienes y te diré qué tratamiento necesitas. Esa podría ser la frase con la que cualquier médico-estético de confianza nos introdujera en esta curiosa disyuntiva: A la hora de pincharse, ¿afecta que tu cara sea más redonda, cuadrada o en forma de diamante?

Parece ser que sí. Y aquí es importante no pensar en una inyección de ácido hialurónico como mero aumento de labios, sino como un completo y seguro tratamiento para mejorar el estado de la piel, recuperador de volúmenes, etc.

Retoques estéticos que convienen según la forma de la cara

Dicen los expertos en visagismo que, a pesar de que el rostro y sus respectivas facciones son únicas en cada persona, las caras se pueden categorizar en cinco tipos distintos en función de su forma. La Dra. Cecilia Arthur, médico estético, explica cuáles son aquellas zonas de cada rostro que los pacientes buscarían resaltar, potenciar o disimular con la ayuda de tratamientos con ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es un componente que nos ayuda a mejorar y a potenciar zonas de nuestro rostro, mejorando la armonía facial”

Existen, a grandes rasgos, cinco tipo de rostros:

  1. Si tu rostro es redondo, como el de la actriz Selena Gómez, por ejemplo, la Dra. Arthur recomienda tratar la mandíbula y el mentón. “Ello conseguiría una apariencia más definida y una sensación de rostro un poco más alargado”, declara y puntualiza: “En algunos casos, también se podría incluir la zona de los pómulos”.
  2. En el caso de un rostro rectangular, como el de la modelo (y ex-ángel de Victoria’s Secret) Alessandra Ambrosio, el ácido hialurónico se aplicaría en la zona temporal: “Es decir, la sien y los pómulos, tratando ambas zonas”, apunta la doctora.
  3. La cara con forma ovalada es siempre considerada la forma más armónica. La tiene, por ejemplo, Beyoncé y, en ella, la distancia de pómulo a pómulo es más ancha que la de la zona mandibular (entre los dos maseteros), lo que forma un triángulo equidistante con el mentón. “Si la persona tiene poco pómulo, a veces se puede aumentar su volumen en la zona lateral, para armonizar el rostro”, sugiere la experta en medicina estética.
  4. El rostro conocido como “diamante”, que sería el de Taylor Swift, se distingue por tener mucha altura y, en contraste con esto, los pómulos son la facción más amplia a lo ancho del rostro. “De esta manera, tanto la frente como la mandíbula son particularmente estrechas y esto le proporciona a la cara una silueta romboidal”, explica Arthur, que recomienda tratar de ensanchar las facciones más estrechas para lucir un rostro ovalado. Por ello, el ácido hialurónico se aplicaría en el arco mandibular y mentón.
  5. Un rostro alargado como el de Sarah Jessica Parker, es claro: hay que tratar los pómulos. “Tanto central como cigomático”, concluye la experta.